En suma, todos aquellos comprometidos con la conservación, la divulgación o la rentabilización de un patrimonio de carácter histórico artístico o cultural.

  • Entidades financieras

  • Coleccionistas particulares

  • Corporaciones

  • Fundaciones

  • Instituciones culturales y religiosas

  • Organismos públicos